fbpx

Me he encontrado con cientos de estudiantes, cientos, que usaban la agenda como calendario. Una técnica para el estudio que trae sus consecuencias.


Me explico, la agenda donde anotan la tareas, donde toman notas diarias, ahi estaban los exámenes anotados, en el propio día del examen, en la página de la agenda correspondiente. 


Usaban la agenda como herramienta de planificación de exámenes.

USAR LA AGENDA COMO UN CALENDARIO

  • Produce miopia mental.

Es decir, no tienes perspectiva, pasa hoja para adelante, hoja para atrás y con suerte te vas a hacer una composición de lugar de que tienes en los próximos días. Como mucho y con esfuerzo. En definitiva, no te sitúas.


En muchos casos, esta miopía mental hace que percibas el examen uno o dos días antes, con el peligro que supone esto.

  • Imposible planificar

La miopia no te deja ver más allá de lo que tienes más cerca, incapacita para ver más allá y tener una foto del horizonte. De tus próximas 2-3 semanas.

  • Genera ansiedad.

La miopía mental, genera falta de control, falta de seguridad, esto desemboca claramente en incrementos de ansiedad, precisamente por la falta de control.

USAR UN CALENDARIO DE PARED SUPONE

  • Vision y perspectiva.

La miopía empieza a desaparecer y esa visión, esa vista de pájaro de tus 2-3 semanas, es posible. La tienes delante. Todo empieza a cambiar.

  • PIensas, calculas y planificas tus examenes con realidad.

Eso es, te situas, pecibes los días que te quedan para los exámenes, y empieza tu planificación de exámenes a nivel visual. Muuuuucho más fácil tomar conciencia para planificarse.

Luego hay que trocear y planificarse claro. Aquí entra la técnica de planificación visual para exámenes, pero esa, es otra guerra.

  • Reduce la ansiedad.

Empiezas a tomar el control sobre tu calendario, empiezas a llevar a cabo acciones para adelantarte a esos exámenes, empiezas a tomar las riendas de tu propio tiempo… eso es control, el control es seguridad, la seguridad es tranquilidad.

  • La parte visual le lleva miles de años al papel y la escritura.

Tal cual lo lees. Estamos más preparados para trabajar visualmente, para calcular para pecibir, para generar estrategias.

¿Cuándo hemos empezado a pintar en las cavernas y cuándo hemos empezado a escribir. Se llevan unos cuántos años ¿verdad?

Así que resumiendo, abandona la idea de la agenda como un calendario y pásate a los calendarios visuales para potenciar tus estrategias cognitivas y tomar el control sobre tu tiempo en tus estudio. 
Prepara en un A1, una cartulina mismo o si tienes un tablero de corcho en 3 folios A3, calendariza tu trimestre y ponlo cerca de tu mesa, a la vista. En ese calendario, fija con post-it cada uno de los exámenes. 

¿Lo visualizas? Cambia la cosas ¿verdad?

José María Villarmea